Desarrollo Empresarial

Reconocimiento laboral: estrategia efectiva para la motivación en la organización

Durante los últimos años en las organizaciones se  diseñan estrategias para asegurarse de que cada colaborador se sienta estimado, capacitado y respetado. Estos tres elementos claves están intrínsecamente vinculados a la satisfacción laboral y al reconocimiento social.

¿Qué es reconocimiento?

Consiste en la necesidad de afirmación. Desde muy temprana edad el ser humano tiene el  anhelo de sentirse apreciado y valorado por parte de padres, maestros y amigos. El reconocimiento está definido como una de las necesidades básicas en la pirámide de Maslow. La conducta de las personas se forma en torno a la retroalimentación y el reconocimiento social constante, este deseo de afirmación positiva continua también en el entorno laboral.

Es fundamental que los directivos de la organización se centren,  en cómo pueden hacer que el reconocimiento auténtico y significativo, sea parte de una estrategia para la motivación en el trabajo y se conciba como  pieza fundamental de la gestión,  para retener a los colaboradores y fomentar el alto rendimiento.

 

¿Cómo crear una cultura de reconocimiento significativo en su organización?

  • Sea específico: el reconocimiento es más significativo cuando está vinculado a un logro específico u objetivo comercial. Ser específico ayuda a los colaboradores  a relacionar el reconocimiento con su comportamiento, fomentando un desempeño fuerte y continuo.

 

  • Sea oportuno: cuando se realiza el reconocimiento meses después de que el hecho haya ocurrido, pierde su significado. Cuanto más tiempo les tome a los gerentes reconocer a los colaboradores, es más probable que las acciones se perciban como menos auténticas.

 

  • Formalice diferentes tipos de incentivos: existen una gran cantidad de investigaciones que demuestran que las personas están motivadas por algo más que dinero. Más allá de un bono o un aumento, considere obsequios personales, entradas a eventos o cupones de descuento,  que muestren a los colaboradores que su recompensa está personalizada para ellos, con el fin de reforzar la satisfacción laboral.

 

  • Reconozca los pequeños detalles: si bien es muy significativo reconocer los logros importantes, todos los días una  afirmación puede ser igual de trascendental y, a veces, más motivadora para los colaboradores. Enviar mensajes o crear notas para promover los buenos comportamientos de las personas, puede ayudar a inculcar una cultura de reconocimiento regular.

 

  • Implemente el reconocimiento en equipo: utilice prácticas de reconocimiento para ayudar a los colaboradores a ver que son valorados en la organización y una parte integral del éxito de su equipo, su departamento y la compañía en general. Cree eventos en donde se reconozcan las metas alcanzadas por parte de los colaboradores y las distintas unidades que conforman.

Fomentar una cultura organizacional rica en reconocimiento es tan impactante como gratificante. Aunque cualquier reconocimiento es mejor que ninguno, puede ampliar fácilmente su significado e influencia asegurándose de que sea incluyente, gratificante, oportuno, específico y visible. Recuerde siempre que la motivación en el trabajo incide directamente en la productividad de la empresa.

0