Motivación

Qué son las organizaciones inteligentes y sus características

Los mercados hoy en día evolucionan rápidamente y las organizaciones deben adaptarse a los cambios que ocurren frecuentemente en el entorno. No se trata solamente de simplificar métodos apoyándose en la inclusión de la tecnología, las estructuras de las empresas también se deben ajustar de manera asertiva a las características y necesidades del contexto en el que se desenvuelven.   

El éxito de una empresa no es medido solamente por los índices de productividad o la cantidad de ventas mensuales que se tengan, estos son números no garantizan estabilidad. La capacidad de adaptarse a los cambios, saber cómo enfrentar los desafíos y aplicar los conocimientos adquiridos puede convertir a tu empresa en una organización inteligente y exitosa permanentemente.

Peter Serge profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y miembro de la Sociedad para el Aprendizaje Organizacional, en su libro titulado “La Quinta Disciplina” define a las organizaciones inteligentes como una organización que es perceptiva, clara y que permanece informada. El enfoque de estas es horizontal, las funciones no están centralizadas y las decisiones son tomadas por equipos de trabajo. El conocimiento no es exclusivo para el nivel directivo, los colaboradores también manejan información y reciben una capacitación constante.

Una de las prioridades de las organizaciones inteligentes es preservar el bienestar de los colaboradores. Lo ideal es que se mantenga una capacitación constante en donde puedan adquirir aptitudes y competencias para ser creativos y proactivos. Senge utilizó una frase para recordar lo importante de la formación integral de los miembros de una organización “Cuanto más aprendemos, más comprendemos nuestra ignorancia”.

En Corporativo CLN, empresa de capacitación laboral en Cancún estamos constantemente brindando asesoría a las empresas para lograr que desde todos los niveles se construya una cultura organizacional con impacto positivo tanto para los clientes internos y externos. Ofrecemos  talleres de motivación personal y liderazgo con el propósito de formar colaboradores capaces de afrontar cambios y crecer constantemente en el ámbito personal y profesional.

Para Senge estas organizaciones deben promover espacios y proporcionar las herramientas para fomentar el trabajo en equipo, cambiar los viejos patrones de pensamiento y donde los colaboradores aporten ideas. Según el autor, son cinco las disciplinas que se deben practicar con rigurosidad para convertir el lugar de trabajo en una organización inteligente.

Disciplinas para tener organizaciones inteligentes

La primera disciplina es el dominio personal, se basa en aprender y crecer de manera individual. Desarrollar competencias a través de la información, este aprendizaje es beneficioso tanto para el colaborador como para la organización. Una empresa que promueve la capacitación tanto de las habilidades blandas como de las habilidades duras de los colaboradores, aumenta las probabilidades de ser exitosa.

La segunda disciplina trata de los modelos mentales, normalmente los seres humanos tenemos arraigados esquemas que pueden ser beneficiosos o no. Estos pueden ayudar o interferir en el proceso de aprendizaje y en la actitud frente a las decisiones que se toman a diario. Es por esto que muchas veces se origina la resistencia al cambio, tal vez por una idea o una experiencia no grata. Para tener organizaciones inteligentes se deben manejar modelos mentales para la adaptación a los espacios y circunstancias cambiantes.

La tercera disciplina  es la construcción de una visión compartida, las metas son importantes para todos los seres humanos. Cuando un colaborador se traza una meta con sus compañeros de trabajo en un departamento, todo funciona mejor. El sentido de pertenencia con el lugar de trabajo y con las labores diarias aumenta. Las organizaciones inteligentes construyen su identidad con todos sus integrantes, tienen aspiraciones comunes e individuales.

La cuarta disciplina es el aprendizaje en equipo, durante décadas se pensó que el conocimiento y el aprendizaje debería ser manejado individualmente. Esto ha cambiado con el pasar de los años, cuando el trabajo es colaborativo el aprendizaje es mayor y los índices de productividad aumentan significativamente. El trabajo en equipo promueve la comunicación efectiva, motiva a los colaboradores a practicar el pensamiento conjunto.

La quinta y última disciplina que se debe practicar para tener organizaciones inteligentes es  el pensamiento sistémico, consiste en integrar todas las disciplinas anteriores. La organización no debería trabajar por sectores sin interconexión, los departamentos y los colaboradores forman parte del sistema. El pensamiento sistémico tiene la intención de recordar el principio de Aristóteles “el todo es más que la suma de las partes”. Es importante que los colaboradores sientan que son parte de ese todo, que es la organización. La motivación es fundamental para lograr los objetivos de la empresa.

Todas estas disciplinas se pueden convertir en parte de la cultura organizacional si se llevan a la práctica, recordemos que las habilidades se desarrollan cuando se trabajan diariamente. Las organizaciones con estructuras jerárquicas, modelos mentales viejos y visiones individuales, tal vez tengan dificultades para encajar en una sociedad que cambia constantemente. Los colaboradores necesitan espacios activos y en donde el crecimiento sea una prioridad, así estarán motivados a innovar y a producir mucho más.

En Corporativo CLN, empresa de capacitación laboral en Cancún ofrecemos nuestros talleres de motivación personal y liderazgo constantemente. Sabemos que el éxito de una organización depende del sentido de pertenencia de todos sus miembros, brindamos todas las herramientas para el trabajo en equipo y fomentamos el desarrollo de las habilidades de cada colaborador. ¡No dudes en contactarnos!

Complementa esta información con nuestro artículo

0