Liderazgo

La evolución del líder: El nuevo eslabón en la cadena de la jungla empresarial

Para ser un gran líder tenemos que dejar atrás la ley del más fuerte y establecer vínculos de calidad que nos ayuden a salir adelante como organización en los momentos de crisis.

En nuestra naturaleza está la necesidad de poder, es parte del modelo en el que están construidas la gran mayoría de las relaciones sociales. Finalmente, la búsqueda de éste es, históricamente, uno de los motores más importantes para el cambio; el problema es que no todos saben como ejercerlo de manera correcta para ser un líder ante otras personas.

Ser líder de la “manada

El líder y su poder de influencia en el desarrollo empresarialCómo hemos venido diciendo en artículos anteriores como “El líder y su poder de influencia en el desarrollo empresarial, éste puede ser la fuerza que influya en la organización en distintos aspectos, la innovación, la capacitación, etc.

En esta ocasión hablaremos de un nuevo liderazgo, la perfecta combinación entre el instinto animal que tenemos por demostrar autoridad (puede ser física, intelectual, emocional, moral) y la capacidad humana de trabajar con un equipo motivado, capaz e integrado.

El eslabón perdido de los negocios

Para describir a esta nueva “especie” de la jungla empresarial, nos centraremos en las características que le merecen la categoría de un líder evolucionado, un líder con una visión integral del desarrollo de su organización.

Ser Estratega

Debe tener la capacidad de ver más allá de lo que se le presenta, la intuición es muy importante para esto, una persona que sigue a sus corazonadas, con la seguridad de tener las herramientas para resolver los inconvenientes que puedan surgir, y que además logra transmitir esa visión del futuro a los demás, es un líder en toda la extensión de la palabra.

Poder organizar a su equipo

¿De qué nos sirve tener un grupo de gente trabajando con nosotros, si sus miembros no se sienten cómodos o no están convencidos con los objetivos? Un buen equipo liderado con un enfoque moderno y humanista, ofrece a todos sus miembros la libertad de pensamiento como una forma de compartir información, invita constantemente al cambio y no permite que los problemas contaminen la dinámica grupal.

Un líder no es nada sin su gente

Repitamos esto cada vez que el poder se nos quiera subir a la cabeza. La verdadera madurez de un líder se ve en qué tan humano es con sus seguidores. Además de que debe tener la capacidad de convencerlos a ser parte de un mismo fin, tener la visión para encontrar el talento y ofrecerles las herramientas para sacar lo mejor de cada uno, también debe relacionarse con ellos.

Si marcamos, de manera tajante, una distancia no podremos conocer a la gente que está colaborando con nosotros y ellos tampoco a nosotros. La empatía, la confianza, la humildad y el servicio son sólo algunas de las principales características humanas que un gran líder tiene.

Un error muy común al pensar en estar al frente de una organización es que se debe separar lo emocional de lo laboral para ser un buen dirigente, eso no es necesariamente cierto si no recordemos nombres como Mahatma Gandhi o Nelson Mandela, no creo que nadie en estos tiempos piense que no son verdaderos ejemplos e inspiración de cómo mover a grandes agrupaciones.

De esta manera, un líder está siempre pendiente de todos los detalles que sus colaboradores puedan presentar, buscando áreas de oportunidad para reforzar los objetivos y nunca dejar que se pierda de vista la meta colectiva.

Dejémonos atrás esas viejas ideas sobre dirigir una empresa sin involucrarnos con nuestro capital humano. Recuérdalo, su mismo nombre lo dice CAPITAL HUMANO, es un valor que debemos conocer, cuidar y capacitar para que el talento de éste crezca y con él los frutos del trabajo colectivo.

Entonces, es momento de preguntarte, ¿sabes como llegar a la cima de la cadena evolutiva de líderes?

0