Recursos humanos

La inducción: el sentido de pertenencia de los colaboradores se logra desde el inicio

El proceso de inducción de personal es de gran importancia para integrar a los nuevos colaboradores en la organización, con el fin de hacerles comprender los sistemas y procedimientos seguidos por la empresa, crear el sentido de pertenencia. Este es el primer paso para obtener el compromiso de los  empleados, está dirigido a presentar el trabajo y la organización.
Implica orientación y capacitación del personal, muestra cómo estarán  interconectados con todos los demás miembros de la empresa.La presentación de la misión, los objetivos y los valores de la empresa son una de las partes más significativas del proceso de inducción de los colaboradores, ya que proporcionan los motivos por los que la empresa existe, de dónde viene y hacia dónde va.

Una inducción exitosa no es solo un conjunto de reglas de lo que la organización espera de los empleados, también es el momento para entregar los mensajes esenciales sobre cómo se apoyará al personal en el logro de los objetivos de la empresa en beneficio de los todos por igual.

En este proceso, una cálida bienvenida a los colaboradores asegura que se sienta cómodos, la motivación desde el primer momento genera tranquilidad. Comprender la cultura organizacional, las normas de trabajo, las políticas y los procedimientos de la empresa les permite adaptarse rápidamente al entorno de trabajo.

Llevar a cabo la inducción de personal antes de que los nuevos colaboradores comiencen a trabajar es un proceso bidireccional, no es solo el nuevo personal el que se beneficia de la información que se brinda, también es el lugar ideal para que los gerentes interactúen y conozcan las expectativas de los colaboradores.

Los estudios demuestran que tener un sentido de pertenencia en el lugar de trabajo genera un gran impacto en el rendimiento y por ende influye en la productividad en la organización. Pertenecer es la pieza crucial del rompecabezas, que conduce a la seguridad psicológica y al compromiso de los colaboradores desde el inicio de sus funciones. Sentirse parte fundamental de la organización  ayuda a un mejor desempeño y resolución de problemas.

Es importante que los colaboradores conciban una sensación de empoderamiento en el lugar de trabajo, es crucial para su actitud hacia la organización con la que están comenzando a laborar.  Ayuda a construir un sentido de lealtad y una permanencia duradera con la empresa. Desarrollar el empoderamiento crea una sensación de orgullo y un sentimiento real de pertenencia a una organización, y esto comienza con la inducción.

En CLN, consideramos la inducción de personal como una herramienta efectiva y eficaz para que desde el inicio los colaboradores se sientan parte importante de la organización, logren desarrollar el sentido de pertenencia para desempeñar su trabajo con dedicación y responsabilidad desde su inicio en la empresa.

1

Deja un comentario