Recursos humanos

Cómo manejar el conflicto en las organizaciones

El antiguo filósofo griego Heráclito decía “El conflicto es el padre de todas las cosas, el rey de todas las cosas. A unos ha hechos dioses y a otros hombres; a unos ha hecho esclavos y a otros ha hecho libres”.

Sin duda, mucho conocía del hombre el gran sabio de Grecia de lo que ocurre en las personas. El conflicto forma parte de nosotros y por lo tanto de las relaciones que tenemos con los demás, y queramos o no este también lo encontramos en nuestro lugar de trabajo. Sin embargo, es posible aprender a gestionar el conflicto en las organizaciones y con esto lograr ganar para beneficios de la empresa.

Conceptos básicos del conflicto en las organizaciones

Thomas Kilman, nos habla que las situaciones de conflicto son aquellas en las que los intereses de una persona son incompatibles con los de la otra. Según el autor, siempre se van a presentar dos situaciones en el conflicto: la afirmación y la cooperación. En el primer caso, la persona va a empujar para que sus propios intereses sean satisfechos; y en la segunda situación, una de ellas va a ceder y va apuntar hacia una resolución.

Existen 3 tipos de conflictos principalmente, los cuales los podemos acomodar en las siguientes categorías:

-Conflicto Intrapersonal: Tiene que ver con el debate que ocurre en nuestro interior. A veces no sabemos si tenemos que hacer lo que queremos o nos conviene, por ejemplo.

-Conflicto Interpersonal: En el trato con las demás personas nos podemos percatar que existen diferentes intereses, creencias, valores. Cuando se ven opuestos es cuando suele existir el conflicto.

-Conflicto en las organizaciones: Como su nombre lo indica los desacuerdos, problemas que surgen en una empresa u organización.

Técnicas para la resolución de conflictos en las organizaciones

No existe una fórmula mágica que permita solucionar los conflictos en las organizaciones. Más que pretender erradicarlos es importante tener una actitud abierta que este dispuesta a dirigirlos a situaciones positivas.

Veamos algunas ideas para la resolución de conflictos en las organizaciones:

  1. Persuasión: Sin duda esta técnica es complicada y no siempre se tiene que aplicar. Se trata de identificar nuestros propios intereses y reconocer que tan importantes son para nosotros. Si realmente estos nos constituyen, más que ceder se trata de exponer con claridad y firmeza lo que sentimos. Dejar esto atrás es dejar de valorarnos como personas.
  1. Concesión: Si nos hemos dado cuenta que la exposición y los intereses que pugnan son inamovibles por parte del otro. Lo que nos puede ayudar es conceder la razón. Con esto pretendemos sintonizar y empa1tizar con las necesidades de los demás.

No existe una fórmula mágica para resolver los conflictos en las organizaciones. Sin embargo, podemos saber que existen balances positivos de los mismos si encontramos discusiones que generan grandes ideas y creatividad para la organización.

¿Cómo han sido gestionados los conflictos en las organizaciones?

0

Deja un comentario